ACEITE ESENCIAL DE SALVIA ESPAÑOLA 10ml

ACEITE ESENCIAL DE SALVIA ESPAÑOLA 10ml

Precio habitual €8.95 Oferta

SALVIA ESPAÑOLA (Salvia lavandulifolia)

También llamada salvia española. Salvia era el nombre que los romanos daban a la salvia en general, deriva del latín salvus. A estas flores se le atribuye el significado de “salvación”, por las maravillosas propiedades medicinales que tiene. Es un aroma muy agradable y suele utilizarse en guisos y embutidos.

Los principales compuestos del aceite esencial de salvia lavandulifolia son el alcanfor ( 30% ) y el cíneol ( 30% ) . Es un aceite antiinflamatorio, antidepresivo, antiséptico, desodorante, astringente, febrífugo, expectorante, emenagogo, tónico nervioso y depurativo.

Nos puede ayudar en casos de artritis y retención de líquidos. Mejora la circulación sanguínea, las molestias musculares y el reumatismo. Alivia la tos, el asma, y la laringitis. Refuerza el sistema inmunológico. Va bien en caso de agotamiento nervioso y dolor de cabeza.Se pueden tratar gingivitis y varias infecciones bucales.

Sirve como tónico nervioso y nos aporta calma, paz y relajación en situaciones de estrés. Es refrescante y vigorizante.

Puede ayudarnos con el acné, dermatitis, problemas de caspa, eccema y pérdida de cabello. Puede ayudar en casos de sudoración excesiva.

Esta especie es autóctona de España. Sus hojas huelen como la lavanda, con un aroma muy particular, alcanforado, fresco y algo penetrante, con fondo floral.

En Europa se utilizan varias especies de salvia como hierba medicinal, también en esencia. Todas son hierbas revitalizantes y reconfortantes. Los aceites esenciales de salvia tienen grandes efectos sobre el cuerpo y mente, por eso se aconseja emplearlos con moderación.

 

Aplicaciones: Para aliviar la tensión muscular aplicar a 20 ml de aceite portador, como el de almendras dulces, 4 gotas de salvia española, 2 de jengibre y 4 de romero.

Si lo que quieres es reforzar el sistema inmunológico, añades a 20 ml de aceite de almendras dulces, 4 gotas de salvia española, 4 gotas de manuka y 2 de pimienta negra.

 

Precauciones: No usar directamente en la piel. Mezclar con un aceite vegetal portador, como por ejemplo el de almendras dulces.

No utilizar en personas epilépticas, debido a su alto contenido en alcanfor.